El verdadero banquete es leerlo

-En ese caso -dijo Pearl-, ¿qué gano yo con la redención esa de la que me habla? -Pues que un día podrás comer en el banquete celestial -dijo el hombre-. Y entonces ya no escarbarás en busca de migajas, te lo garantizo. -¿El banquete celestial? -repitió Pearl. Nunca había oído hablar de aquello, y se... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑