No escribió nada igual, pero se marcó una novela para los anales de la Literatura

Captura de pantalla 2017-07-21 a las 11.11.32

“Y al fin me encontré en medio de la llovizna del día moribundo, con los limpiaparabrisas en pleno funcionamiento, pero incapaces de apartar mis lágrimas”.

Literatura con mayúsculas. Sublime. Genial. Insoportablemente bella. Brutalmente gozosa.

Nabokov da una lección genial sobre como escribir una novela. No solo inventa una historia, crea un personaje atroz y otro demacrado por la brutalidad de un perturbado, es que te pega a la página y te hace disfrutar con el peor de los delincuentes (pedófilo asesino) como si estuvieras en un inocente cuento de Dahl. Se inventa palabras (nínfula es de Nobel), poesías, juega con los nombres de todo a lo que hace referencia, ya sean canciones, moteles o personas. Es un auténtico gozo para el alma.

Me ha requetechiflado. Lo hubiera subrayado todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: