Catorce joyas históricas contadas con la maestría de Zweig

IMG_1456

Dicen que es de los libros más conocidos de Stefan Zweig, pero la verdad es que la obra de este genio austriaco la podemos encontrar en todas las librerías del país, y seguramente del mundo. No voy a descubrir nada nuevo sobre este libro, ni sobre su autor. No voy a repetirme en mi profunda admiración por la prosa de Zweig y su forma de narrar. Es maravillosa. Me chifla.

En estos ‘Momentos estelares de la humanidad’, Stefan Zweig nos regala catorce miniaturas históricas escritas con un exquisito respeto por los acontecimientos y sus protagonistas. No elige los acontecimientos en si mismos, no toca el epicentro del  evento histórico, sino que enfoca aquel instante que pasó desapercibido pero que fue crucial en el devenir de la Humanidad (ahora sí, con hache mayúscula). La delicia la encontramos en las introducciones y los cierres de cada miniatura histórica. Es en ellos donde Zweig capta nuestra atención, nos presenta la importancia de ese instante y donde nos deleita con un desenlace de altura. En todas ellas. Sin excepciones.

Otro detalle de la obra es el recurso de pasar a la poesía para detenerse en el indulto a Dostoievsky y recurrir al teatro para referirse al epílogo de la última obra (inacabada) de Tolstoi. Supongo que “los rusos” generan suficiente respeto como para no apelar a ellos en su mismo medio expresivo. Escribir sobre Dostoievsky o interpretar una partitura para aludir a Mozart. Un atrevimiento. Un pequeño sacrilegio. Algo que dentro del gremio seguro que no está muy bien visto. Sea como fuere, me ha parecido un detalle destacable.

Todos los acontecimientos son magníficos, pero yo me quedo con los de Cicerón, Bizancio, Napoleón, Dostoievsky, Tolstoi, Lenin y Woodrow Wilson. He disfrutado y aprendido con todos y de todos, pero creo que estos siete están muy cuidados y son especialmente relevantes para el curso que ha seguido la Historia (por supuesto que la Historia sin Dostoievsky y Tolstoi hubiera sido mucho más aburrida, tediosa y pobre). ¿Hubiera incluido otros? Es posible. Quizás hubiera hecho referencia a Colón, a Newton, a Lincoln, a Martin Luther King, a Mozart, a Einstein, a Mandela, a Lutero, a Marie Curie, a Cervantes… pero seguro que estas miniaturas escogidas por Zweig son más relevantes y sobre todo contienen ese instante en el que la Historia aguantó la respiración y la decisión tomada resultó crítica para el devenir de sí misma; el punto de inflexión entre lo que pudo ser y no fue.

Un libro, en definitiva compuesto de catorce joyas escritas con el estilo vibrante y didáctico de Zweig. Una delicia para lectores omnívoros, para personas ávidas de conocer la Historia y para seguir fascinándonos con esos instantes críticos en los que el azar, en unos casos, o una decisión (equivocada o no), en otros, marcan el futuro de generaciones. Leedlo, disfrutaréis mucho.

 

¡Nos vemos en la próxima reseña!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: