Un libro redondo a pesar de estar en tapa dura

Captura de pantalla 2017-07-23 a las 10.49.44

“Sus días transcurrían bajo la tutela de una mesurada emoción (…) en él les parecía advertir un modo exacto de estar en el mundo. (…) Tenía consigo la indestructible calma de los hombres que se sienten en su lugar”.

Un libro perfecto. Seguramente haya libros mejores, ahora estoy leyendo Anna Karenina y es mejor (obviamente), pero este libro es perfecto porque es un libro equilibrado. Una historia bien contada, triste, lacónica, abnegada, apacible, sosegada. Escrita maravillosamente bien, mantiene la intriga sin renunciar a un ritmo tranquilo. Recuerda un poco al estereotipo de maestro oriental, mantiene la calma pero imprime continuamente mucha profundidad a las palabras. Incluso, narra de la misma forma los viajes, utiliza las mismas expresiones, las mismas palabras, los mismos párrafos en cada viaje, y no desequilibra la historia, es más, queda hasta bien.

Habrá quien diga que le faltan un par de páginas, pero es porque son unos tiquismiquis y sus “dieces” se cotizan muy alto (casi tanto como su conversación). No les hagáis mucho caso (aunque recomienden bien), jajajaja. Es un libro redondo a pesar de ser de tapa dura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: