La misma sensación que con el último capítulo de Lost

Captura de pantalla 2017-07-23 a las 10.22.44

“¡Una trampa infernal! ¿Se dan ustedes cuenta? En el cerebro, la fantasía está localizada en el mismo lugar que el miedo. ¡Eso es! Miedo y fantasía están ligados de manera indisoluble. A lo largo de la historia, los más grandes soñadores siempre han vivido poseídos por los peores miedos y los más espantosos terrores. (…) piensen en Miguel Ángel, en el Brueghel pintor de infiernos, piensen en Poe…!”.

Una novela muy entretenida. Engancha desde el primer momento. Absorbe. ¡Tuve que leer las primeras 90 páginas del tirón! Al más puro estilo Sherlock Holmes, entras en una espiral de dudas, intrigas, pistas falsas, caminos sin salida, quiebros argumentarles, personajes ambiguos… En pocas páginas el libro destila la esencia de autores como Lemaitre, Dicker, Eco, Conan Doyle o Christie.

El final puede desencantar pero es porque el camino ha sido apasionante. Pasa siempre. Si no, ¿por qué todos nos quisimos quedar en el penúltimo capítulo de Lost?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: