Leyendo también hay decepciones…

Captura de pantalla 2017-07-21 a las 10.02.23

“Él, que estaba asediado por las dudas -sobre su talento, su idoneidad para el amor, su aptitud para la felicidad-, ni por un minuto cuestionó nunca el valor de lo que estaba haciendo. Estaba hecho para aquel trabajo y lo sabía. Por tanto mantenía la cabeza gacha, en paz con su tarea, mientras su vida pasaba volando”.

Uuuff, lo terminé. Soporífero. Creo que el fin fulmina el proceso. Quiso hacer un repaso a los últimos 30 años de las editoriales y perdió la oportunidad de contar una buena historia. Una pena.

Lo siento si esta vez no concuerdo con el criterio de la mayoría. Se que esta es una obra recomendada entre unos y otros -y por eso la he leído- pero a mi no me ha gustado.

Es la decepción más reciente de mis títulos con Anagrama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: