Leyendo también hay decepciones…

"Él, que estaba asediado por las dudas -sobre su talento, su idoneidad para el amor, su aptitud para la felicidad-, ni por un minuto cuestionó nunca el valor de lo que estaba haciendo. Estaba hecho para aquel trabajo y lo sabía. Por tanto mantenía la cabeza gacha, en paz con su tarea, mientras su vida... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑