Un libro que deja buen sabor de boca y surcos en la memoria

IMG_4275

“No pasa nada, hasta que pasa algo. Y entonces pasa todo. Y entonces hay que reaccionar. Para que todo pase”.

En esta novela se mezclan todos los ingredientes que componen la vida de la gente corriente: amor, desamor, amigos, familia, problemas, trabajo, disyuntivas, miedo a la muerte, injusticia, cobardías, ironías, humor, nostalgia… nada que no nos suene a los demás. Y con todos estos ingredientes Miqui Otero se marca una bonita historia. Lo cuenta de tal forma que nada es extraordinario ni tampoco baladí. Lo deja estar. Las historias fluyen, los problemas surgen y desaparecen, los besos llegan y se van, los trabajos se pelean y se abandonan, los amigos están y permanecen aunque pasen los años, y la familia siempre en paralelo sin dejar de mirarla bizcamente mientras haces otras cosas. De esto habla Rayos. De esto y de la amistad, sobre todo de la amistad y de la nostalgia, y de los años de mayor vértigo vital (los ‘veintimuchos’). Una novela que deja buen sabor de boca, pero también deja surcos en el corazón, porque si no, no sería un buen libro. Y lo es. Rayos es un libro que merece ser leído y disfrutado.

Con este libro me reconcilio con Blackie Books. Nunca nos llevamos del todo mal, pero nuestra relación pasó por un pequeño bache. Lleva tiempo sin llamarme la atención nada de lo que publican. Me he tenido que ir a uno de sus éxitos, y no me ha defraudado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: