Rareza al canto, ¡increíble!

Captura de pantalla 2017-07-23 a las 10.32.47

“No sé cómo se llama el color que veo a través de los párpados al cerrarlos. Creería más en Dios si fuera una Diosa. No tengo nada para decir sobre las cisternas. Los guiños me inquietan. Me gusta el sonido del viento y el ruido de la lluvia (…) Admiro la inteligencia de las soluciones ecológicas. (…) Desconfío de las películas adaptadas de novelas, y de las novelas adaptadas de películas”.

Todo el libro es así, mantiene este ritmo trepidante. Es un libro diferente, atrevido, original, fresco, libre, fugaz, profundo, breve, detallista, radical, descarnado, divertido, inteligente. A través de frases cortas y sin puntos y a parte (!!!), el autor narra su propia vida valiéndose de detalles, anécdotas, gustos, momentos, sensaciones… no deja ningún tema sin tratar: amor, amistad, trabajo, familia, infancia, gustos, cultura, política, filosofía, antropología…

Es una pasada. Me dejé recomendar por mis infames libreros favoritos (gracias @tiposinfames) y han vuelto a acertar. Y esta vez la apuesta era arriesgada. Porque el libro es arriesgado. Juega en el límite de lo posible y de lo aceptable para muchos de nosotros. Es una especie de Renata Adler pero con un poco más de orden y de capacidad para captar la atención del lector (Adler es infumable). Os lo recomiendo, pero tenéis que estar dispuestos a jugar a su juego, con sus reglas, y disfrutaréis. ¡Vaya que si disfrutaréis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: