Un pozo, dos hermanos y un final inesperado

"Encierra a un hombre cualquiera en una jaula, dice el Pequeño. Dale una manta, un almohadón de pluma, un espejo y una fotografía de aquellos que ama. Encuentra una forma de alimentarlo y después olvídalo durante varios años. Bajo esas condiciones, el resultado será, en la mayoría de los casos, un hombre acobardado, reducido a... Seguir leyendo →

Si te apetecen almas heridas, es una buena opción

"Y al final, la experiencia física de sus edificios, la experiencia de cada uno de los futuros moradores, sería terminal, aniquilante. La fenomenología, Lebenswelt, recordaba Emil, postulaba que las personas, los objetos y los edificios solamente se entendieran como un todo integrado en el mundo y formaran un contexto cotidiano. El contexto del barrio de... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑