A la luz de la luna crecen las historias que deben ser contadas

Captura de pantalla 2017-07-21 a las 11.04.24

“Miró hacia la luna y luego hacia mí y dijo con una voz tremendamente cansada: ‘Los seres humanos sienten debilidad por la luz de la luna. No los ciega. No los abrasa’. Entonces caminamos en silencio un buen rato. Al despedirnos me dijo: ‘Nada crece a la luz de la luna'”.

Otro libro sobre conversaciones, diálogos, sensaciones de dos personas que hablan y se abren en canal a la persona que les escucha y les mira mientras se les enfría un café o se consume el cigarro entre los dedos. Un libro perfecto para las tardes invernales de domingo.

Una novela dura, desgarradora, apabullante y apasionada. Difícil de digerir en algunos momentos pero en el fondo es bella.

Me ha gustado, la recomiendo, aunque de verdad que es bastante dura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: