A la luz de la luna crecen las historias que deben ser contadas

Captura de pantalla 2017-07-21 a las 11.04.24

“Miró hacia la luna y luego hacia mí y dijo con una voz tremendamente cansada: ‘Los seres humanos sienten debilidad por la luz de la luna. No los ciega. No los abrasa’. Entonces caminamos en silencio un buen rato. Al despedirnos me dijo: ‘Nada crece a la luz de la luna'”.

Otro libro sobre conversaciones, diálogos, sensaciones de dos personas que hablan y se abren en canal a la persona que les escucha y les mira mientras se les enfría un café o se consume el cigarro entre los dedos. Un libro perfecto para las tardes invernales de domingo.

Una novela dura, desgarradora, apabullante y apasionada. Difícil de digerir en algunos momentos pero en el fondo es bella.

Me ha gustado, la recomiendo, aunque de verdad que es bastante dura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: