Lectura de verano, porque no es para encerrarse con ella

Captura de pantalla 2017-07-21 a las 8.56.44

“He descubierto que casi todas las personas religiosas -judíos, cristiano y musulmanes por igual- coinciden en una cosa: en que si conoces a uno de ellos, y mantienes una pequeña conversación y dices, por ejemplo: “Dios es un capullo”, tienden a reaccionar mal. Cosa que me parece sorprendente”.

Últimamente no saco muchos ratos para disfrutar de la lectura. Estoy todo el día leyendo y escribiendo, sí, pero cosas aburridas, y al menos no tan evocadoras como una novela o, como en este caso, una historia de un chico que crece en una familia ortodoxa judia y mantiene una relación divertida y de constante tensión con su Dios.

Tener tiempo para leer es un regalo, y hoy me lo tomo también como un premio por haber tenido el día más improductivo de las últimas semanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: